CONFEDERALISMO DEMOCRÁTICO

Jinwar, la primera comuna feminista en oriente próximo para mujeres árabes, kurdas y yazidíes víctimas del Estado Islámico.

Jinwar, Lucha de las Mujeres, Mujeres kurdas, Rojava
Fuente: ABC
Autora: JM López

Casas de Jinwar por JM López
Casas de Jinwar por JM López

Venir a Jinwar en el norte de Siria fue “la única oportunidad para tener una mejor vida” de Bedra Darwish.

La mujer de árabe de 35 años, oriunda de la población Siria de Deir Ezzoz tiene siete hijos. Su marido murió hace un año luchando con las YPG, una milicia de mayoría kurda en Siria que lucha contra el Estado Islámico.

“Viví bajo el régimen del Estado Islámico y la situación era muy complicada para las mujeres”

comenta.

“Siempre debía estar tapada y no podía hacer nada”

“Mi marido se hartó de seguir viviendo bajo el ISIS, esto es por lo que, tan pronto como tuvo la oportunidad, se unió a las YPG”

En el lejano noreste de la devastada Siria, Jinwar es la primera comuna feminista de medio oriente.

Lejos del frente donde el Estado Islámico vio su califato desaparecer, Jinwar se sitúa entre tierras de cultivo y árboles frutales.

Bedra Darwish juega con dos de sus siete hijos en la cocina de su casa. Por JM López
Bedra Darwish juega con dos de sus siete hijos en la cocina de su casa. Por JM López

Creada por un grupo de mujeres activistas de diversas procedencias, esta eco-aldea nació para ser un reducto de paz, amor y vida comunitaria.

Abrió sus puertas el 25 de noviembre de 2018 el Día Internacional Contra la Violencia Machista. Su cometido es ser un espacio alternativo para todas las mujeres del mundo.

Democracia, diversidad, ecología

La comuna se dispone en triángulo, formada por 30 viviendas que disponen de una a tres habitaciones. Doce de ellas se concedieron a mujeres kurdas, yazidíes y árabes pero se espera la llegada de más población para el comienzo de la primavera.

“Todas las mujeres son bienvenidas, no importa su etnia o religión.”

Nos dice Nûjin.

Este lugar será un refugio para aquellas que sufren abusos, un hogar para madres que perdieron a sus maridos durante la guerra así como para todas aquellas que quieren dejar atrás el sistema capitalista.

Jinwar, que está basada en la democracia, diversidad y ecología necesitó varios años para llegar a completarse.

“Todas las mujeres ayudaron a construir viviendas usando barro, paja y madera, productos naturales que no contaminan el entorno”

dice Nujin.

“Usamos energías renovables, principalmente la solar.”

Bedra nos dice que su vida “es completamente diferente” ahora que vive en Jinwar.

“No me volveré a casar nunca porque tengo muchos hijos y ningún hombre se casará conmigo.”

“Esta es la primera vez que soy libre, nadie me dice como vestir o qué hacer”

Hawa Suli (nombre ficticio) en su casa. Por JM López

Hawa Suli (nombre ficticio) en su casa. Por JM López

Mujeres de distintas etnias viven en armonía.“En Jinwar hay kurdas y árabes y todas nos llevamos bien entre nosotras.”

Nos comenta Bedra.

“Yo no entiendo el kurdo pero la gente me ayuda con las traducciones. Si vuelvo a mi pueblo seré rechazada, por eso me quedaré aquí para siempre.”

Ven y libérate a ti misma

Una compañera de Jinwar, Hawan Suli, vive en la esquina de la comuna, usa un nombre ficticio para preservar su identidad. Vivió en Suleimaniya, Irak, y con 13 años se casó por primera vez.

“Era muy joven y no sabía nada de la vida, no entendía lo que el matrimonio significa.”

“Mi marido me pegaba y abusaba de mí, tuvimos cinco hijos.”

Se divorció de su primer marido y volvió a casarse. Ella le aclaró a su marido que desposaba porque “quería ser aceptada” pero su situación no mejoró.

“He sufrido mucho, mi experiencia con los hombres ha sido muy negativa.”

Una vecina de JInwar barre la entrada de la cocina comuna que está en el centro del pueblo. Por JM López
Una vecina de JInwar barre la entrada de la cocina comuna que está en el centro del pueblo. Por JM López

“Intenté suicidarme dos veces cubriéndome de petróleo, pero algunos me detuvieron.”

En el Kurdistán iraquí, el caso de Hawan es visto con normalidad y no existe ninguna ayuda estatal, en su lugar, son enviadas a refugios similares a regímenes carcelarios.

Hawan estuvo en uno de estos refugios durante un mes antes de que decidiera romper con la situación.

“Conocí sobre Rojava (la región autónoma al norte de Siria) en la televisión, al momento me puse en contacto con un partido político vinculado a las YPG, ellos me trajeron aquí a través de Sinjar. (Irak)”

Hawan se apoya en otras mujeres en su misma situación para “venir aquí y liberarse a sí mismas.”

“Fue un poco complicado al principio porque estaba sola y hablo un dialecto distinto del kurdo, pero ahora, me encuentro realmente bien con estas familias. He aprendido a hacer cosas, trabajo en la panadería y los campos. Quiero transmitir a todas las mujeres que están pensando en quitarse la vida que hay otras soluciones, como Jinwar”

La mascota de la comuna descansa en el centro de autoformación donde las habitantes del pueblo y otras mujeres reciben cursos. Por JM López
La mascota de la comuna descansa en el centro de autoformación donde las habitantes del pueblo y otras mujeres reciben cursos. Por JM López

Llamamiento a fundar más eco-aldeas para que permitan a más mujeres vivir seguras y felices.

La comuna es autogestionada por una asamblea que se celebra cada mes. Todas las mujeres pueden sugerir nuevas ideas para mejorar la vida comunal, todas las opiniones son escuchadas y tienen el mismo valor.

Las asambleas son usadas para distribuir las tareas, las diferentes funciones rotan por lo que todas ellas tienen la oportunidad de aprender diferentes trabajos.

Mujeres de la comuna de Jinwar preparando los decorados para el Día de la Mujer en la sala de la casa comunal. Por JM Lopez
Mujeres de la comuna de Jinwar preparando los decorados para el Día de la Mujer en la sala de la casa comunal. Por JM Lopez

La idea es crear más eco-aldeas como esta por toda la región del Kurdistán Sirio, los orígenes los podemos encontrar en las YPJ o Unidad de Defensa de las Mujeres, una milicia armada formada por mujeres kurdas, un fenómeno sin precedentes en el mundo árabe. Se unieron a la milicia cuando estalló la guerra civil en Siria. La lucha armada las hace iguales a los hombres y la lucha social parte de la liberación del patriarcado.

Las vecinas de la comuna tienen los servicios básicos para vivir por ellas mismas, pero la comuna no es un espacio enclaustrado. “Las vecinas pueden ir y venir y las visitas están permitidas, pero los hombres no se pueden quedar.” Nos dice Nujin.

Simar de 10 años de edad haciendo los deberes del colegio en el salón de su casa. Por JM López
Simar de 10 años de edad haciendo los deberes del colegio en el salón de su casa. Por JM López

“Vivir en un lugar solo para mujeres implica crear un modelo social lejos del poder del patriarcado opresor que limita nuestro desarrollo como seres humanas.”

Las mujeres trabajan los campos, cuidan del ganado, son entrenadas y enseñan a los niños en el colegio. Hay panadería, biblioteca, un dispensorio de medicina natural y cocina comunal en el medio del pueblo, al lado del parque para los pequeños.

La construcción de la piscina está prevista que finalice y esté abierta para todas el próximo verano. Tradicionalmente bañarse en la piscina está concebida como una actividad exclusivamente masculina.

“Me enamoré de Jinwar”

Fatima Umm Nasrin quiere que su hija triunfe en la vida. Por JM López
Fatima Umm Nasrin quiere que su hija triunfe en la vida. Por JM López

Fatima Umm Nasrin es una mujer kurda de 34 años. Su vida cambió cuando su marido murió en Kobane, Siria, luchando contra el Estado Islámico. Vive en Jinwar desde hace cuatro meses.

“Era activista y conocí este proyecto, por eso me vine.” Nos dice Fátima, mientras sujeta a su hija de seis años.

“Vivir en una sociedad autosuficiente significa libertad.”

“Mi familia es bastante tradicional y vine de una ciudad conservadora donde las mujeres no tenían permiso para ser independientes, pero he tratado de criar a mis hijas de otra forma porque quiero que tengan éxito en la vida.”

“No me volveré a casar nunca, estoy enamorada de Jinwar y quiero dedicar mi vida a este sitio.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .