Elena Just Castillo (Palmira Luz, Madre Acracia)

 

Palmira Luz, cuyo verdadero nombre fue Elena Just, es una de las olvidadas del anarco-feminismo peninsular. Para subsanar el error, este artículo propone hacerle un hueco en el gineceo ácrata, al lado de las otras madres del anarquismo peninsular.

ELENA JUST- Palmira

Elena Just Castillo nació durante los años de la I República española, 1873-1874 en el seno de una familia acomodada de ideas progresistas de Alcira, y residía aun allí al principio de la última década del siglo XIX, junto a sus hermanos Amparo y Julio, también defensores del LIBREPENSAMIENTO.

Hasta la voz de una luchadora del librepensamiento, de Elena Just, mujer de corazón comparable con los de Rosario de Acuña, Ángeles López de Ayala y Belén Sárraga, viene a herir de satisfacción mi memoria..”1.

Una serie de sucesos familiares trágicos la llevaron, aun moza, a Valencia y posiblemente completó allí su formación en alguna de las escuelas sostenidas por la logia Federación Valentina, siendo una de las iniciadoras de Las Hijas de la Unión nº 5 [1891 / 1895], logia femenina de adopción ligada a la anterior, donde colaboraría en la batalla contra el fanatismo religioso y en favor de las libertades civiles, así como en favor de la obra benéfica en prisiones y hospitales.

La teosofía, el espiritismo, esa ciencia a la que no ha tenido más remedio que reconocer y admirar la psicología experimental contemporánea, fue la puerta primera por la que doña Elena Just penetró en el santuario de la rebeldía..”2.

00_Hijas dela Unión-Valencia
Sondeada su iniciación en la masonería y el librepensamiento, tan común entre las familias progresistas del momento, su recorrido vital se asocia en la historiografía al de Belén Sárraga y otras agitadoras locales como las hermanas Carviá, Ángeles Guiñón, María Moneris y Amparo Pellicer, todas integrantes de la Asociación General Femenina [AF], fundada en julio de 1897 después de algunas reticencias del gobernador de Valencia.

Uno de los aspectos más desconocidos de la cultura política republicana es el movimiento antimilitarista, a favor de los tribunales de arbitraje y el desarme promovido por las asociaciones feministas librepensadoras.”3.

Las mujeres de la AF, además de pioneras en la campaña frente a la guerra colonial, tomaron parte en defensa de los presos de Montjuich y organizaron la primera Asamblea de Mujeres españolas celebrada en Valencia en 1899, denunciando que la falta de programas estatales de educación para las mujeres era una de las claves del atraso cultural del país.

..Salvemos este abismo impropio de los hijos del progreso tendiéndonos las manos unos á otros por encima de esas necias preocupaciones sociales, y una vez el hombre y la mujer unidos é inspirándose en los mismos deseos y teniendo las mismas legitimas aspiraciones podremos llegar á ser la piedra fundamental en donde descanse el hermoso edificio de la regeneración española..”4.

En lucha contra los estereotipos del llamado sexo débil, Elena pasó a situarse como referente del primer FEMINISMOvalenciano al desaparecer Sárraga de la ciudad del Túria en 1899, y en ello debió influir que hubiera sido una de las primeras en interponer una demanda de divorcio en ese mismo año, o que se hubiera significado políticamente, ya fuera escribiendo en favor del laicismo o por su participación en el grupo librepensador El Independiente, en el que se mezclaban anarquistas, socialistas y republicanos.

..(Elena Just) Dedicó sentidas frases a las señoras para que se aparten de la iglesia y cumplan con sus deberes domésticos influyéndose é influyendo á sus hijos en las ideas laicas..”5.

Bacante rebelada como diría el Proudhon más reaccionario, Elena fue también el brazo y el cerebro de la sociedad El Bien de Obreras fundada en 1899, sobresaliendo a partir de 1902 por sus dotes de oradora en los actos de protesta contra la represión en Barcelona tras la huelga general de febrero, y sobre todo, durante el conflicto originado en una fábrica de hilados de seda en el otoño de ese año, que desembocó en un paro total en demanda de mejora de salarios y reducción de jornada laboral, acompañado de mítines y manifestaciones apoyados por buena parte de las sociedades obreras; como la que recorrió con Palmira al frente las calles de Valencia, reuniendo a unas 400 mujeres.

hilandera..la huelga de hilanderas de la que ella fue el alma y la dirección, siendo gobernador civil de Valencia, Bahamonde. Este señor la insultó, llamándola anarquista, a lo que dona Elena contestó que no merecía el altísimo honor de serlo..”6

Rebelde y librepensadora, Elena simbolizó el auge del primer asociacionismo femenino de base obrera en Valencia e incluso compartió atril con Teresa Claramunt en alguna ocasión; y quizás por ello, advertiría pronto el escaso interés del REPUBLICANISMO blasquista en diseñar un proyecto educativo integral para la mujer, es decir, que fuera más allá del ámbito doméstico y para sirviera para algo más que como adorno electoral.

Hicieron luego uso de la palabra, en los tonos que ya son de cajón en estos meetings, atacando a la burguesía, a los jesuitas y al gobierno [..] cerrando los discursos Elena Just, Teresa Claramunt y Leopoldo Bonafulla..”7

Coherente con todo ello, se mostró defensora del laicismo más popular y figuró entre 1901 y 1903 en la junta directiva de la Primitiva Sociedad de Instrucción Laica, nucleo original de Escuela Moderna valenciana; y además fue de las iniciadoras de la escuela La Luz de la barriada de Ruzafa, 1901, destacada iniciativa pedagógica donde sería maestra y mantendría su apoyo en los años siguientes.

Debéis aspirar a ser libres, emancipadas de toda tutela, y para ello precisa que os culturéis y tratéis de educaros leyendo y aprendiendo, pues solo la cultura ayuda a la razón para discernir y gobernarse…”8.

Aunque no sabemos exactamente cuando, podemos imaginar que Elena se unió allá por 1903 con el librepensador y activo republicano José Martínez Tasso, puesto que ambos integraron en agosto la comitiva organizadora del acto en honor del maestro Ripoll, siendo José dependiente de telas y además miembro destacado de la logia Federación Valentina.

La Paz será siempre una aspiración mientras no exista mayor perfección en el género humano.”9.

La vida societaria en Valencia, como hemos visto hasta aquí, era de las más dinámicas del estado a principios del siglo XX y Elena una de las protagonistas de toda aquella agitación; sobresaliendo especialmente desde 1903, sobre todo al ser nombrada presidenta de la recién constituida Asociación Femenina Republicana y reintegrarse con plenos derechos en la logia Federación Valentina con el nombre simbólico de Palmira.

Pocos pasos mas allá, confuso tropel detuvo el carruaje. Era el escuadrón de amazonas de la República: puestas sobre ligeros caballos galopaban gentilmente. Las mandaba Elena Just, que esgrimía su penetrante lanza…”10.

En plena aureola de popularidad, su salud se resintió a finales de 1904 y hubo de abandonar la primera linea hasta 1908. A pesar de lo cual, siguió manteniendo el apoyo a diversas escuelas laicas, entre ellas el colegio libre de niñas sostenido por la AF, pionera en la educación aconfesional y racional femenina en Valencia, que no dudaban en secundar los planteamientos de la Escuela Moderna y a su fundador, Francisco Ferrer Guardia.

No dirán los padres que no pueden educar a sus hijas por falta de recursos, pues esta sociedad, haciendo un sacrificio en bien de la clase obrera, ha puesto la instrucción al alcance de todas las fortunas, y espera que los que sean amantes de la instrucción libre no vacilen en llevar a sus hijas a dichas escuelas..”11

ELENA JUST- Palmira Luz

Pese a que ya no está disponible la ficha administrativa de Palmira Luz del archivo del Centro Documental de la Memoria Histórica, la cual simplemente ha desaparecido, como veremos en este apartado, Elena Just y Palmira Luz cruzarían sus caminos en Valencia a partir de 1910 alrededor de la figura y la obra de Ferrer Guardia, confirmando con la adopción de este heterónimo su paso desde el laicismo escolar de influencia republicana al RACIONALISMO y el anarquismo.

00_cab-humanidadNueva_1907 ValenciaMás indulgente, con el método moderno, la intuición, la explicación sencilla, la conferencia, su conversación cariñosa y familiar [..] En vez del palo y el castigo, emplea el halago, el estímulo y la recompensa”12

Con la información disponible, sabemos que Elena había recuperado su actividad política de forma lenta a partir de 1908, presidiendo el primero de mayo, en clave republicana y en nombre propio un mitin en la Casa del Pueblo, pero tras el asesinato político de Ferrer da la sensación que ya no le interesaba la política de los hombres, su objetivo se centraría desde entonces en mujeres y niños; y sobre todo en las posibilidades que ofrecía la aplicación de los nuevos métodos pedagógicos, como puso de manifiesto Palmira Luz en uno de sus primeros artículos aparecidos en Escuela Moderna con motivo del número especial de octubre de 1910.

Consumatum est. El hombre cayó. [..] ¡Resurrección! El cuerpo que está en tierra no se levantará más; pero la idea se eleva, sube, sube, se extiende por el mundo, ilumina las conciencias y obra milagros.”13

Sobre las connotaciones del sobrenombre Luz que adquiere a partir de entonces, podríamos recordar que había sido una de las fundadoras de la escuela La Luz en el barrio de Ruzafa, o incluso identificarla con quien estaba detrás del seudónimo Luz, firmando un único artículo feminista en el primer número de la segunda etapa de La Soli, instando a un grupo de trabajadoras para que se asociasen.

a pesar de encontrarme alejada de la gran urbe barcelonesa, en todo tiempo miré con simpatia el movimiento obrero catalán, y ahora con mucho mayor motivo..”14

La actividad societaria de nuestra protagonista llegó a ser tan abundante en estos meses que exigía un desdoblamiento.

moreau_soleilSi Elena Just seguía perteneciendo a la masonería, y a su vez integraba la Juventud revolucionaria Radical o incluso participaba en varios actos pro-enseñanza racionalista como aquel organizado por ella misma en Alcira, junto al director de la Escuela Moderna de Valencia, José Casasola; por otro Palmira Luz actuaba en los grupos Juventud Racionalista y Acción, tomando parte en clave libertaria en mítines, y escribiendo con frecuencia para Escuela Moderna.

Se ha reorganizado el grupo Juventud racionalista, ingresando elementos nuevos y en breve emprenderá activa campaña de propaganda”15.

Avanzando en la hipótesis de Palmira (Luz) como el alter ego de Elena Just, pasados los años volvemos a encontrar evidencias del cruce de identidades.

Si Elena integraba la directiva de la Liga española para el progreso de la mujer, creada en Valencia en 1919 a modo de coordinadora estatal de movimientos feministas de corte interclasista; por otro Palmira Luz retomaría este seudónimo en 1925, a raíz de la activación del grupo Sembrando Ideas del barrio de Nazaret de Valencia, responsable de la edición de la revista mensual Nueva Aurora, considerada como referente del primer ANARCO-FEMINISMO peninsular, pero que hubo de salvar las trabas interpuestas por las autoridades de la dictadura de Primo de Rivera, que inicialmente no dieron permiso para su publicación.

Es para mí una gran satisfacción ese grupo femenino de la barriada de Natzaret, en Valencia. El primero en España de que tengo noticias. Sigue la juventud femenina de la agrupación Faros, de Barcelona, y termina, por ahora, el grupo femenino de Mataró..”16

Vinculado con esta misma revista encontramos un suelto en la prensa republicana local que relaciona de forma inequívoca a Elena Just con Palmira Luz a través de Sensitiva, antigua redactora de la segunda época de La Antorcha Valentina, veterana cabecera local que había sido reeditada en la primavera de 1903 con su habitual tono anticlerical y renovado espíritu libertario.

El cuerpo de redacción lo componen las compañeras siguientes: Soledad Gustavo, Antonia Maymón, Federica Montseny, Maria Cambrils (Sensitiva) Palmira Luz y otras, que se han solicitado”17

Identificadas a través de este seudónimo, que como veremos no fue el único, se entiende mejor que Elena Just y Palmira Luz compartieran las inercias libertarias presentes en la Valencia de los primeros años 20; tanto es así que, si reaparecería Palmira Luz defendiendo el naturismo y el amor libre desde la revista Helios, por otro Elena Just colaboraba en el sostenimiento de diferentes colonias escolares, como la que sostenía la escuela La Luz en Alborache.

Es necesario que la mujer se emancipe de todas las tiranías, que se sume a los que quieren vivir con arreglo a las leyes de la Naturaleza, que con ellos emprenda el camino de la ciudad del Sol, que se rebele, que luche. Para llegar a tal fin hay que abrazar las ideas vegetarianas, hay que despreciar las modas nefastas, hay que estudiar, instruirse, aprender.”18

00_ElenaJust_ EP 21-02-1932Pero las conexiones no quedaban aquí. Si Elena había vivido el despertar del Esperanto a principios de siglo, extendida como una moda al común de la población y que llevó a Valencia a ser el lugar de edición de la revista La Suno Hispana, órgano de la sociedad española, publicada allí desde 1903, Palmira Luz se situaría al frente de la primera sociedad Idista de la península, el grupo Ad Avane! fundado en Valencia en 1927.

Ica helpant idiomo, la duesma por omni, esas la pacala brancho qua unionos la homi de diferanta rasi, religii ed idei en un granda frataro..”19

Fallecido su compañero en 1929 y llegado ya el periodo republicano, se constata un aumento considerable de las colaboraciones de Palmira Luz en la prensa obrera y anarquista, mostrándose abiertamente crítica con al gobierno republicano, sobre todo desde las páginas de El Porvenir del Obrero, 1931-1932; así como partidaria de reforzar el frente cultural en la revista Faro, 1933, y como redactora de la revista barcelonesa Nueva Humanidad.

Por tu indolencia, te dejas embaucar de los políticos a los que votas para que te traigan la felicidad y para que administren tus intereses..”20

En aparente contradicción con las anteriores palabras, la última aparición pública de Elena Just, con foto incluida, tuvo lugar en un homenaje público que se le tributó en sede republicana en febrero de 1932, Casa de la Democracia, nombrada presidenta de honor de la Federación de Agrupaciones Femeninas Republicanas de Valencia, según se afirmó en la prensa, por el carácter simbólico y emblemático de su figura y su labor en favor de la República y la emancipación femenina; aunque encaja mejor a modo de intento de repesca para la causa republicana.

..tengo ante mi retina la imagen de La Rulla y doña Elena Just, con el mismo espíritu femenino y delicado, pero arrogante y fiero de doña María Pineda ante tanta ruindad e injusticia, luchan con verdadero denuedo por la causa ansiada, por el ideal soñado”21

Prueba de ello es que a pesar de ser un año de tremenda actividad, se mantuvo alejada de la política pero prodigándose en actos civiles y homenajes a amigos, y la desaparición de Elena de la escena pública valenciana a finales de año, coincidirá con la ausencia de Palmira desde 1933 de la prensa disidente, aunque algunas informaciones apuntan a que pudo fijar residencia en Barcelona en aquel año.

Compañera Palmira: pasa hoy, a las siete, por Construcción, para enterarte de algo que te interesa”22

Desaparecida Palmira Luz de la prensa hasta bien entrado el año 1937, la última mención a Elena Just fue la felicitación que le dedicó la prensa republicana valenciana a ella y a su hermana Amparo tras el nombramiento de Julio como ministro de obras públicas en septiembre de 1936.

En un extraño giro de los acontecimientos, hemos localizado a una maestra de primera enseñanza designada formalmente para la comarca de Sabadell en octubre, Palmira (Luz) Sanz Díaz, cuyo nombre consta también en el padrón municipal como transeunte y residente en la localidad, viuda y profesora de 47 años con domicilio habitual en Barcelona, pero que se supone vivía en Sabadell desde abril con su hija, Pilar Sangil Sanz, también nacida en Madrid en 192023.

Cuando tratamos de verificar la identidad de Palmira Sanz Díaz, comprobamos su correspondencia con una alumna del Fomento de las Artes [1903-1906], que luego sería profesora de labores en la escuela que sostenía el Centro Regional manchego de Madrid entre 1912 y 1917, en cuyo cuadro de profesores figura, desapareciendo en este punto24.

00-fotos_Palmira Luz-Elena Just-P.SanzSi bien estos datos, e incluso las fotografías que adjuntamos, descartarían a nuestra protagonista, nuestro estupor aumenta cuando localizamos a una periodista cercana a la izquierda republicana catalana, Palmira Sanz, vinculada de forma puntal entre 1929 y 1933 a la revista Germanor y al Club Femenino de Molins de Rei.

Tan simpático acto mereció la aprobación de todos, siendo muy felicitadas las señoritas que han fundado el Ropero Infantil y en particular doña Palmira Sanz, por la obra de cultura social altruista y patriótica que realiza en pro de la infancia”25

Que una profesora madrileña adscrita al regionalismo manchego, apareciera años después en una revista catalanista de Molins de Rei, puede ser una mera coincidencia, como también sucedería con su profesión, su estado civil o que se esfumase Elena Just de Valencia en diciembre de 1932 y apareciese a continuación Palmira Sanz en este acto en Molins de Rei a mediados de enero siguiente; pero el caso es que los artículos editados en Germanor entre 1929 y 1930 fueron remitidos desde fuera de la localidad, y que la única diferencia con otro posterior de Palmira Luz en Superación -si exceptuamos el idioma- son el título, Mare cambiada por Maternidad Consciente, y la última palabra, donde escribía Patria, puso Humanidad.

L’educació de l’infant comença des de que obre els ulls al misteri de la vida. Des d’aquest moment necessita una dolça i carinyosa disciplina, que no sempre la practica la mare, degut a poca tàctica per a ensenyar-lo..”26

A quien todo le parezca una broma fruto de la casualidad, añadiremos que encaja con el siguiente párrafo aludiendo a algunas de las mejores plumas femeninas del anarquismo español, entre las que se situa a una desconocida Palmira Sanz; y además, el comentario que relaciona a las dos Palmiras fue legado por Lola Iturbe, la primera que nombraría abiertamente a Palmira Luz, quien sabe si por haberla conocido durante su infancia en Játiva.

En el aspecto periodístico, tenemos plumas tan valiosas como las de Amparo Poch, Soledad Gustavo y su hija Federica Montseny, Lucía Sánchez Saornil, Antonia Maymón, Ana Martínez, Palmira Sanz, Mercedes Poch..”27

Parece evidente que algo se nos escapa aun sobre esta extraña profesora de labores, pero resulta innegable que a la llegada de Palmira a Sabadell fue acogida como experimentada pedagoga libertaria, ejerciendo de nuevo como maestra pese a su avanzada edad al frente de la colonia escolar de La Salud en la que ayudaba su hija Nereida, laborando como siempre en favor de la maternidad consciente y dedicándose la educación racional de los niños, como puso de manifiesto en las páginas de SUPERACIÓN [enero / noviembre, 1937], órgano de la Confederación Nacional del Trabajo [CNT] – Federación Anarquista Ibérica [FAI] de Sabadell y comarca.

00_EscuelaRural_NovaIberia 01-03-1937Siento hacia ellos un amor profundo y maternal engendrado por los años que llevo tratando con ellos; tal vez algunos me tachen de apasionada pero los quiero de verdad y en ellos cifro mi esperanza de un porvenir mucho más próspero y justo para la Humanidad”28

Como era de esperar, escasa es la información que se ha localizado sobre la escuela, ya que solo constan un par de artículos en Superación, y uno sólo firmado por Palmira; pero sabemos que la colonia acogía a unos 50 niños y niñas, probablemente hijos de trabajadores de la barriada de La Salud, y que comenzó a funcionar bien entrado el año 1937, de forma autónoma, apoyados por el Sindicato de Profesiones Liberales y el pueblo de Sabadell.

Nos habló de sus proyectos. Proyectos en fin, ya que la incuria del Municipio no permitirá nunca que lo que no sea oficial y municipal, sobrepase la obra cultural negativa que el Ayuntamiento realiza.”29

Otro dato del padrón municipal, confirmados por la prensa confederal, fue que Palmira Luz Sans Díaz se domicilió en abril de 1936 en el mismo santuario de la virgen de La Salud, a las afueras de la ciudad, por lo que podemos considerar que la escuela racional de La Salud se habilitó en algunas de las dependencias abandonadas de este inmueble, a pesar de que había sido parcialmente destruido el 21 de julio de 1936.

00_FontdelaSalut-SabadellEl bosque que circunda la escuela y donde se halla situada la fuente de la Salud, enbalsama el aire con el aroma de pinares y árboles hermanos..”30

Aunque poco más sabemos de Palmira, queremos mencionar al argentino Edgardo Ricetti, maestro racionalista y anarquista heterodoxo asentado en Sabadell desde 1928, quien durante los primeros meses de la guerra fue miembro por la FAI del Frente Popular y luego, director de la modélica Granja Escolar Campesina para refugiados y presidente del Sindicato de la Enseñanza local al menos desde el verano de 1938; y además, se responsabilizó de la evacuación de niños a Francia bajo el paraguas de Solidaridad Internacional Antifascista [SIA].

Por encima de la política, de nuestras diferencias y de odios, que en el campo antifascista no debieran existir, están las vítales necesidades de estas almitas en flor, pues no por el hecho de tenerlos, la SIA, van a ser menos dignos que otros de solidaridad, de amor y de apoyo.”31.

Pertinente mencionarlo ya que, terminada la guerra, Nereida Martínez Palacios que se llamaba en verdad Josefina, sí alcanzó el exilio; aunque solo nos consten datos a partir de 1968, asentada en Igny y vinculada a la Federación de Grupos anarquistas de Toulouse al menos hasta 1974 en su faceta de defensora del esperantismo anarquista, ya fuera como responsable de los cursos de ESPERANTO por correspondencia auspiciados por la Federación local, colaborando desde allí en la revista Mujeres Libres editada en Londres-Montady, o tomando parte en numerosos eventos de signo esperantista -Liberacana, Ligilo, SAT, Sennnaciulo, La Juna Penso-.

ido..con el Ido no nos encontraremos con enemigos, sino con seres pensantes como nosotros, con seres que sufren como nosotros, y que como nosotros desean librarse del yugo del burgués y del gobernante..”32.

Sin embargo, dado el lapsus temporal desde el final de la guerra y que Elena Just fue juzgada por el Tribunal especial de represión de la Masonería y del Comunismo, es probable que ambas hubieran permanecido en Valencia, de forma discreta o con otra identidad, tal y como sugiere el siguiente suelto describiendo el embrutecimiento y la miseria del barrio chino de Valencia en la posguerra..

El macho en celo, a la colma que traspone la treintena. A buen hambre no hay hemisferio demasiado blando. De pronto, unos ojos azules, lo que queda de la mujer que fue: Palmira..”33

Apuntarían a su permanencia en el interior, su avanzada edad o que Julio Just, sobrino, pupilo y biógrafo de Elena, hubiera sido ministro de Obras Públicas entre agosto de 1936 y 1937; y desde 1944, presidente de Izquierda Republicana en Francia, en cuya capital permaneció durante la ocupación nazi.

¡Alerta obreros, camaradas! Esta receta puesta en vigor, en cualquier país que sea, evitará nuevas matanzas. ¡Guerra a la guerra!..”34

Como se ha documentado hasta aquí, descartaríamos que Palmira Luz fuera otro de los seudónimos de Albano Rosell en su labor de dar voz a las mujeres, principalmente porque éste solo estuvo en Valencia dirigiendo la escuela racionalista de Carlet entre 1918 y 1922 y, como hemos visto antes, la primera vez que se utilizó el seudónimo Palmira Luz fue en un acto de propaganda racionalista en Valencia en la primavera de 1910, cuando Rosell ya había emigrado varios meses atrás.

..A Palmira Luz tan espiritual y tan hermosa.”35

No obstante las evidencias de que fueron dos personas distintas, Palmira y Rosell compartieron ideas y lugares comunes, como fue su interés mutuo por aspectos emergentes de la cultura libertaria como el neomalthusianismo, la pedagogía racionalista o las colonias naturistas, en los que fueron precursores.

En Valencia, en 1919, los camaradas Pérez, zapatero; Ogier, canadisense dedicado a las representaciones y algún entusiasta del colonialismo naturo-libertario, iniciaron un ensayo, en el cual tomaron parte algunas camaradas volanderas”36

PALMIRA LUZ – madre Acracia

00_musarevolucionariaUna vez hemos aportado las pruebas que identificarían a la librepensadora Elena Just con la militante anarquista que utilizaba el heterónimo Palmira Luz, explicaremos porqué resulta necesario reservarle un hueco entre las madres del anarquismo español.

Seguramente son: Antonia Maymón, Soledad Gustavo y la anticlerical Palmira Luz, las que hacen que su labor perdure en la historia libertaria de manera individual..”37

Teniendo en cuenta el puñado de textos que se han localizado firmados por ella, si hubieramos de encuadrar las ideas de Palmira sobre la emancipación femenina y ubicarla en una linea de pensamiento concreta dentro del feminismo de base anarquista, deberíamos señalar que consideró a las mujeres iguales a los hombres pero reconociendo ante todo la importancia de la mujer-madre; y aunque abogó por dotar a las mujeres de voz propia, no se decantó por la necesidad de una lucha específica femenina, ni fue militante de Mujeres Libres.

La mujer ejerce una gran función en la vida, la de ser madre, y para esta función augusta debéis estar preparadas, capacitadas, instruidas..”38

A pesar de lo poquísimo que se dijo de ella, en nuestra opinión, lejos de ser una activista menor, Palmira personalizó a la madre consciente por ser una de las voces que impulsaron las ideas neomalthusianas en la península desde los primeros años del siglo XX, así como por difundir y practicar una nueva moral sexual y reproductiva basada en la puericultura, el eugenismo social y la libre decisión de la mujer.

..La moral anarquista, considerando a los dos sexos iguales y libres, sin supeditación de un sexo al otro acabará con la morbosidad de los celos y con el nefasto derecho de propiedad no sólo en lo que concierne al amor..”39

Baltasar_Lobo_Dibujo_maternidadPara entender la importancia de reivindicar a nuestra protagonista, proponemos reparar en aquella fotografía del homenaje que se le tributó en Valencia, y fijarnos en aquella abuela de estoicos ojos claros y blanca cabellera, reflejo de una hija de la revolución española que se había convertido en puntal de resistencia y depositaria de la simiente libertaria, lo que a nuestro entender encajaría en el concepto de MADRE ACRACIA; o por decirlo de otra manera, nos trasladaría al gineceo ácrata, entendido éste no como espacio segregado donde habitan las anarquistas, sino como parte femenina del anarquismo, imprescindible para su arraigo y propagación, el sustrato femenino que nutría de valores “maternales” al movimiento anarquista.

¡Salud, valerosas compañeras, primeras heroínas de la gran revolución española!. ¡Salud, mujeres sublimes que gallardamente y valerosamente habéis sabido ofrendar la libertad unas y la vida, otras, a la gran idea, la madre Anarquía!”.40

Para detectar la impronta que esta idea dejó en la cultura anarquista peninsular, y el encaje del perfil de Palmira Luz en todo ello, podemos localizar el trazo de la bella Acracia en un buen número de textos dispersos por la literatura, la prensa o el arte anarquista, asociado con frecuencia a la personificación femenina de los rasgos básicos de la ética racional y natural que idealizó el anarquismo, en muchos casos como madre del porvenir.

La mujer es siempre madre. Madre de sus propios hijos. Madre de todos los hijos de los hombres. Hasta en los trances sublimes del amor, la mujer se ofrenda con un sentido oculto de maternidad. ¡Madre de individuos y madre de generaciones!”41

Lejos de pensar que fue una reproducción más del mito del Creador Varón propio de la cultura occidental, que presentaba y presenta a la mujer como una obra del hombre -madre patria-; pensamos, sin embargo, que este concepto estaría relacionado con el rechazo radical del industralismo y a cierta búsqueda del camino de vuelta a la naturaleza donde la mujer -mater natura- resultaba fundamental para recuperar ciertos aspectos de la naturaleza humana, perdidos en la vorágine de la modernidad capitalista.

..las Luisa Michel y las Severine, las Sofía Peroskaia y las María Spiridonovna, que no eran simplemente “emancipadas”, militantes con faldas o amazonas a la manera de Theroigne, sino prefiguraciones de la Eva futura, esa madre, hermana, amante y amiga de corazón que sería un día el alma mística de la naturaleza y de la sociedad.”42

Para ser más explícitos, podríamos señalar que dentro del discurso libertario, y en el de la propia Palmira, fermentó con cada generación de militantes el rechazo frontal a la sociedad industrial capitalista, competitiva y excluyente, y la inclinación por la alternativas que hoy día llamaríamos socio-ecológicas, y que en aquellos tiempos pasaban por la integración, como en un crisol, del neomalthusianismo, el naturismo, los idiomas internacionales, la pedagogía racional, el eco-urbanismo, etc..

018_Postal-Publicaciones de la Escuela Moderna_antes1909su educación racional y sin prejuicios de ninguna clase, ha de tener como medio y como fin, el de lograr que sean ellos mismos -ni pioneros ni balillas- niños auténticos que aspiran a crearse una personalidad integral, viviendo su vida entre risas y estudio en medio siempre de la madre Naturaleza -nos dice la compañera Palmira.”43

Conviene incidir que ponerle sexo femenino al anarquismo y atribuirle valores maternales, no obedecía -por lo general- a la reproducción de estereotipos masculinos, como prueba el que se individualizara tanto en progenitoras de sagas libertarias -Magón, Solivella..- como en luchadoras que no tuvieron descendencia; entre tantas Teresa Claramunt y la mencionada Luisa Michel, a cuya velada necrológica que se organizó en Valencia con motivo de su fallecimiento en 1905 acudió nuestra protagonista, que tampoco tuvo hijos, ya que Nereida era hija de José.

¡Camarada sirvienta, hija de la idea y madre de idealistas! Tu rasgo te ha convertido en matriarca aunque tu vientre sea infecundo..”44

Conscientes del arraigo en los entornos revolucionarios y anarquistas de las asociaciones regresivas entre feminidad y maternidad, podemos decir en su defensa, que su uso no se circunscribió al vínculo entre la mujer y la madre como síntesis de las virtudes libertarias, sino que se extendió también al individuo libre y consciente considerado como célula madre de la sociedad, a organizaciones madre como la CNT, entendida como seno maternal del sindicalismo revolucionario español, a cabeceras como La Revista Blanca o La Soli, consideradas abuelas del resto de rotativos ácratas; e incluso a Barcelona, metrópolis del federalismo y el anarquismo ibérico.

Nuestra Barcelona no necesita alegorías. Así como una Venus no usa cédula, nuestra Barcelona, la lozana matrona envejecida prematuramente, solo requiere aquella gracia inolvidable, casta, desnuda y equilibrada de la Venus Mediterránea de Julio Antonio..”45

00_PortadaLRB_29-11-1935En el plano político más genérico, coincidiría con alusiones a la naturaleza de las organizaciones sociales, y a la diferenciación entre estructuras matriarcales, caracterizadas por la presencia de instituciones democráticas, la cooperación y el respeto a la libertad individual, y organizaciones de tipo paternalista, tendentes a la competitividad, la autocracia y al control.

Y el sol es – sobre todo- Roma. Es el rayo de Jupiter. Es todo el alma viril y fulmínea del fascismo. El genio de lo cesareo. ¡Patriarcalidad de sol romano, católico, frente a la matriarca y feminea nieve moscovita..”46

Según algunos, madre Acracia podría ser una idea surgida por contraposición a la imagen religiosa de la virgen; pero encaja mejor como versión propia de la espiritualidad anarquista, que desde los años del cambio de siglo se incluyó en una corriente de pensamiento que dio en llamarse anarquismo cristiano, y que se conjugó entre la militancia con incursiones diversas en la masonería, el espiritismo, la no violencia o determinadas filosofías orientales, como sugería para el caso de una vieja amiga de nuestra protagonista Felipe Alaiz, director de Superación desde agosto.

Teresa Claramunt tenía para nosotros cierta afabilidad maternal, cierto simbolismo puro. Para unos era como una madre, para otros como una abuela. Siempre se deba a si misma una seguridad y una fortaleza idealista que confortaba como nada. [..] Teresa Claramunt creía en un edén terrenal”47

00_emancipacion mujer_01-Madrid Comico 14-05-1898Esta cita remitiendo al carácter mesiánico que enarbolaron los primeros apóstoles del anarquismo, permite entender por qué viejos militantes como Teresa Claramunt coincidieron en el jardín de Acracia con elementos propios del mapa de disidencias de los últimos años del XIX, como fueron en su caso Amalia Domingo del círculo espiritista La Buena Vida del barrio de Gracia, las integrantes de la Sociedad Autónoma de Mujeres de Barcelona o la librepensadora Palmira en Valencia, con la que compartió atril por primera vez en 1901.

La hermosa acracia, esa idea magna hará justicia a la mujer; para la acracia no existe raza, color ni sexo. Hermana gemela de nuestra madre Natura, da a cada uno lo que necesita y toma de cada uno lo que puede dar de sí”48

Más allá del carácter iniciático de aquellas primeras vestales del anarquismo, lo que sí parece claro es que esta particular manera de entender la sensibilidad anarquista acompañó también a Palmira -Sensitiva- durante toda su trayectoria, como pone de manifiesto la elección del lugar de su último proyecto pedagógico; dónde además de las idóneas condiciones higiénicas y pedagógicas del emplazamiento de la colonia, importaba también su adecuación a las más que probables creencias espiritistas de nuestra protagonista; no solo por ser la fuente de la Salud un emplazamiento de alto contenido simbólico, origen de los primeros asentamientos humanos en la comarca, sino también por la propia ciudad de Sabadell, caracterizada por un ambiente heterogeneo y federalista en el que convivían con naturalidad elementos liberales, comunistas, socialistas y anarquistas, e incluso espiritistas.

..en Sabadell observábase además un caso estupendo: había anarquistas, buenos anarquistas, que eran anarquistas espiritistas como el compañero Burgués, hombre ilustrado, buen escritor, uno de nuestros mejores idealistas teóricos”49

Visto su trasfondo dentro del discurso anarquista, pasaremos a concretar la fecha y lugar de nacimiento de este concepto motriz de la cultura libertaria, la cual algunos afirman que se localiza por primera vez en Andalucía a principios del siglo XX. Pero quizás sería más adecuado decir que allí tuvo fieles seguidores, a tenor de la presencia en la región de numerosos grupos anarquistas que adoptaron nombres como Hijos del Sol, Hijos de Acracia, Nuevos Vástagos, Infancia Regenerada, Hijos de la Montaña, Hijos de la Roca, Hijos del Planeta Tierra.., lo que se repite en otros sitios.

Una de esas mujeres ante las que todos los hombres se sienten un poco niños, ante las cuales se hunden todos los orgullos masculinos y sólo queda la puerilidad, la indefensión íntima del varón ante un firme, discreto y profundo carácter de mujer.”50

Como leemos, lejos de ser una manifestación exclusiva del anarquismo andaluz o peninsular, sus orígenes cabría buscarlos en aquel manantial enciclopedista habilitado por Rousseau, que retrataba a la sociedad a modo de madrastra que influye negativamente en sus hijos, y que llegó a la cultura libertaria a través de la tradición liberal novecentista, que representaba a la república universal como matrona de vientre revolucionario, con gorro frigio y un ramo de roble en la mano.

Aquella soberbia matrona morena, dibujada por Eduardo Sojo, que representaba a la República y que el pueblo idolatraba, se había convertido en una vieja decrépita, fiel representante de una República macabra.”51

En la misma linea, se presentó a la madraza proletaria acogiendo en su seno emancipador a todos los desheredados de la sociedad capitalista, representada en infinidad de grabados y alegorías de la libertad y el socialismo que coleccionaban, de una manera casi religiosa, todos los hijos conscientes del pueblo; o como lo encarnó Luisa Michel, también llamada la Madre Luisa, defensora de la máxima de que donde existe el amor, no caben leyes, y recordada por su bondad y solidaridad con todos los desahuciados de la sociedad; o como lo teorizó uno de sus más cercanos amigos, Pedro Kropotkin, aludiendo en su obra a la ternura maternal como una de las expresiones más naturales del apoyo mutuo.

00_sello Confederación Regional de Campesinos de Levante 1936En el fondo Kropotkin concebía la Naturaleza como una especie de providencia maternal, gracias a la cual la armonía debía reinar en todas las cosas, comprendidas las sociedades humanas..”52

Si hubieramos de resumir el pensamiento de Kropotkin sobre el matriarcado ácrata en un solo párrafo y con sus mismas palabras, diríamos que para él la Geografía era la madre de la Historia y, por tanto, abuela de la Política, y que su visión del anarquismo, basado en grupos organizados territorialmente en torno a los principios de cooperación y de apoyo mutuo, era éticamente humano, natural y geográficamente realizable.

Que existe el apoyo mutuo entre los más pacíficos para preservarse de los más feroces; que se practica la cooperación entre las especies; que hasta las más crueles están dotadas del instinto o amor maternal o paternal y que viven incluso con poesía sobre todo cuando se pretenden para formar pareja procreadora, no hay ninguna duda; pero todo ello no borra el crimen..”53

Como vemos, el concepto de madre Acracia fue uno de los ejes de la cultura y el discurso anarquista y se diversificó hasta tal punto entre los militantes españoles de los años treinta, que cualquiera diría que hablaban de cosas diferentes.

Si para unos conectaba con los planteamientos socialistas originales de la emancipación de la clase obrera a través de la lucha sindical basada en la colectividad de productores, para otros, esta idea madre de la Internacional tendría culminación en los principios del comunismo libertario.

00_comunismolibertarioSe olvidó el comunismo libertario -alma madre de la CNT- y se olvidaron sus tácticas principales y al olvidarse todo esto las demostraciones de fuerza del proletariado organizado no han tenido eficiencia alguna..”54

Librepensadora, republicana y libertaria, la trayectoria de Palmira Luz nos habla del lugar que ocuparon las mujeres en la lucha social del primer tercio del siglo XX, ganándose el apelativo de madre Acracia, arquetipo femenino de la cultura anarquista.

Conscientes que al identificar a Elena Just / Palmira Luz como alma mater del anarquismo español, muchos podrán pensar que una trayectoria tan heterogenea no merece este apelativo matriz, recordaremos que, siguiendo a Salvochea, la libertad sigue siendo la madre del anarquismo, y la anarquía la última evolución del progreso liberal.

Y así sucede con nuestra protagonista, expansión del humanismo novecentista en clave libertaria y femenina, recorrido libre y natural por las diferentes inercias del anarquismo español del primer tercio del siglo XX.

Anarquista, si, como Wagner, como Dostoyewsky, Tolstoi, como Jorge Sand como Beethoven y Reclús. Ese era el santo anarquismo de doña Elena: un apasionamiento bendecido por la destrucción de todo lo que fuera injusticia, favoritismo, hambre, desolación, incultura, miseria y oprobio del pueblo..”55

A los que crean que todo lo expuesto resulta inconexo y falto de sustancia, alzaremos el puño por los huérfanos de la Revolución, y afirmaremos, con Proudhon, uno de los padres del anarquismo, que la libertad no es la hija, sino madre del orden.

Aunque..

Sabemos que la libertad no pueden darla solamente las Vestales, como sabemos que la opresión no la dan solamente los opresores..”56

Alacant Obrer
https://alacantobrer.wordpress.com/ 

 Notas:

  • 1 El PUEBLO-Valencia 29-06-1927. Su hermano Julio se suicidó en 1891 tras matar a una mujer con la que tenía una relación sentimental. Amparo aparece integrada en un grupo de librepensadoras valencianas en 1889. Su otro hermano Andrés, fue amigo personal de Blasco Ibañez y Felix Azzati, como lo fue Elena; y el hijo de éste, Julio Just Gimeno [1894 / 1976], destacado periodista, ingeniero Industrial y diputado a Cortes en 1931, que es quien aporta los únicos datos biográficos existentes sobre su tía Elena, JUST: Veteranos de la República. Estampa, Valencia, 1931, pp. 181-182.
  • 2 El PUEBLOValencia 28-02-1932. Esta entidad femenina estuvo vinculada en origen a la logia Federación Valentina, ..“Afirmó que al igual que doña Elena, su madre sufrió persecuciones por los grandes ideales, pero orgullosa marchó siempre con la frente levantada hacia la luz, hacia la verdad, con el simbólico triángulo sobre su pecho..”, El Pueblo-Valencia 21-02-1932. Ver, ORTIZ: Las mujeres en la masonería. Universidad Málaga, 2005, pp. 185 y ss.
  • 3 RAMOS: Republicanas en pie de paz. La sustitución de las armas por la justicia, el arbitraje y el derecho (1868-1899), en Pasado y Memoria. Revista de Historia Contemporánea, 7, 2008, pp. 35-57. Coherente con lo anterior, el precedente del grupo lo encontramos en agosto de 1896, cuando cinco mujeres de Valencia, entre las que se hallaba Sárraga, fueron detenidas por instigar una manifestación contra la guerra, ..“deber incontrovertible en todo organismo francmasónico es sostener enhiesta siempre y en todo caso la bandera de la Paz, tanto en empresas grandes, internacionales, como en las denominadas civiles, por producirse en el interior de un país..”, ELENA JUST: Pesimismo, Boletín oficial del Gran Oriente Español. 26-06-1907. Ver, El Pueblo-Valencia 01-01-1932.
  • 4 La AUTONOMÍA 01-08-1897. En la imagen, integrantes de la logia Hijas de la Unión nº 5 en 1894. Ver, SANFELIU: Republicanas, identidades de género en el Blasquismo (1895-1910). Publicacions Universitat de València, 2005, pp. 112 y ss; AGUADO: Feminismos y antifeminismos: Culturas políticas e identidades de género en la España del siglo XX. Valencia-Granada, Universidad, 2011, pp. 54-60. También La Correspondencia Alicantina 21-02-1898; El Pueblo-Valencia 07-02-1931.
  • 5 El PUEBLO-Valencia 19-11.1900. No se han localizado colaboraciones con su nombre en Las Dominicales del Librepensamiuento, tal y como indicaba su sobrino Julio. Casada con Vicente Fuster, quizás muerto en la guerra de Filipinas, en 1899 ya era viuda, ..“piden justicia, venganza contra los verdaderos responsables de la muerte de quienes eran sangre de su sangre y quedaron allá, abandonados sus cadáveres entre los barrizales, para que fueran pasto de los animales carnívoros”, ELENA Just: Las mujeres contra Nozaleda, El Pueblo-Valencia 11-01-1904. Ver, Las Provincias 01-02-1899; Las Dominicales 03-07-1908.
  • 6 El PUEBLO-Valencia 28-02-1932. El Bien de Obreras fundó una escuela primaria, una clase de corte y confección y una agrupación de enfermeras, aunque desaparecerían en 1904. Ver, RAMOS: Belén de Sárraga: una obrera del laicismo. Baetica. Estudios de Arte, Geografía e Historia, 28, 2006, 689-708.
  • 7 Las PROVINCIAS 01-09-1901. Teresa Claramaunt y Soledad Gustavo colaboraron en el valenciano Humanidad Libre, 1902, primer periódico anarquista español escrito por mujeres, aunque no se ha podido fijar la presencia de Elena Just. Teresa efectuó otras visitas a Valencia al menos en 1903 y 1906. Ver, SANFELIU: Sociabilidad en el republicanismo blasquista. Un lugar de encuentro entre los géneros. ASPARKIA 17, 2 006, pp. 39-59.
  • 8 PALMIRA Luz: Nueva Humanidad 31-03-1933. Elena se especializó en conferencias sobre pedagogía y feminismo, con títulos como La mujer y la Iglesia o La inutilidad de la religión en la educación de la mujer, por ejemplo las que impartió en el Club Republicano del Grao y en el Casino del distrito de Misericordia en la primavera de 1902. Ver, El Pueblo-Valencia 05 y 22-04-1902; Las Dominicales 26-04-1901, 22-08-1902.
  • 9 ELENA JUST: Pesimismo, Boletín oficial del Gran Oriente Español. 26-06-1907. Martínez Tasso pudo haber intervenido en la huelga de 1902, ya que tuvo relación con el gremio de la sederia. Fue empleado municipal desde 1909.
  • 10 La VEU de Catalunya 08-09-1903. Su sobrenombre podría aludir también a la Isla de Palmyra, atolón del pacífico y origen de leyendas esotéricas y naufragios, el cual dependía de Hawaii; ya que el cónsul de este país en Valencia entre 1886 y 1895 fue un tal Vicente Chust, que cesó en el cargo consular justo tras iniciarse la anexión de estas islas por los EEUU. Quien sí era familia de Elena, aunque no sepamos el grado, fue Vicente Chust Royo, médico titular del Gimnasio y sala de esgrima de los Hermanos Chust, que regentaba junto a buena parte de su familia desde 1868, iniciador de la Federación Gimnástica española y, sobre todo, fundador en 1881 del cuerpo local de bomberos, donde ubicamos al hermano de Elena, Andrés, desde 1897 hasta los años 30.
  • 11 El PUEBLO- Valencia 18-06-1904. Sus apariciones se redujeron a la defensa de los revolucionarios rusos en enero de 1906, a los presos de Alcalá del Valle en mayo de ese año, y poco más ..“En uno de los palcos estaba una comisión de señoras presidida por Elena Just y en representación de las mujeres librepensadoras”, El Pueblo-Valencia 08-10-1906. En julio de 1907 falleció su sobrina Palmira, hija de Andrés y alumna de la escuela laica del distrito de Misericordia, y cuyo sepelio fueron todas las niñas de la escuela de la AF. Esta entidad se disolvería poco después, quizás para integrarse en Escuela Moderna. Ver, El Pueblo-Valencia 05-07, 07-09-1904, 28-05-1906, 16-07-1907.
  • 12 PALMIRA Luz: A las madres, Escuela Moderna 14-05-1910. Ver, CDMH: Ficha de Palmira Luz Dnsd-Secretaria, Fichero, 37, L0123593.
  • 13 PALMIRA Luz: Destellos, Escuela Moderna 13-10-1910. En la imagen ejemplar de Humanidad Nueva del 12-06-1907, subtitulado revista de pedagogia ilustrada, órgano de la Escuela Moderna de Valencia, 1907-09, dirigido por Samuel Torner.
  • 14 LUZ: Crónicas feministas, Solidaridad Obrera 12-02-1910. Consta la existencia en 1910 del grupo anarquista valenciano Hacia la Luz, indicador de la cantidad de grupos que adoptaron nombres similares -Luz y Vida, Luz del Porvenir, Luz al Pueblo, etc…-, ..“Pero ya asoma por Oriente el sol de la Razón, y a sus vivificantes rayos, los hombres arrojan lejos de sí las mortíferas armas, y empuñando el ramo de olivo en una mano y en la otra la herramienta de trabajo que ennoblece, se buscan, se confunden, se estrechan, y acabarán con la guerra..”, PALMIRA Luz: Nimbo de paz, Escuela Moderna 09-09-1911. También, Solidaridad Obrera 12-03-1910.
  • 15 SOLIDARIDAD Obrera 10-03-1911. En la misma linea, ver PALMIRA Luz: Adelante!, Escuela Moderna 29-07-1911.Para los artículos de Palmira Luz que no se citan en este texto, ver A las mujeres: Escuela Moderna 02-08-1910, Los juguetes: Escuela Moderna 11-02-1911,. También, El Pueblo-Valencia 04-03, 09-12-1910 y 03-05-1911.
  • 16 PALMIRA Luz: Nueva Humanidad 31-05-1933. En la imagen, grabado de Louis Moreau editado por la revista naturista-individualista l’en dehors [1922-1939], artista prolífico que destacó en el periodo de entreguerras por sus retratos de anarquistas célebres, ilustraciones antimilitaristas, desnudos femeninos o naturistas, ..“¡Que absurdos tiene esta sociedad! Cuando os entran ansias de besar, cuando languidamente os dejáis acariciar, ¿no comprendéis que la moral cristiana es un absurdo? Alzaos y proclamad el amor libre”, PALMIRA Luz: A las jóvenes, Escuela Moderna 09-07-1910. Ver, El Noroeste 25-02-1919; La Correspondencia de Valencia 19-02-1921; La Revista Blanca 15-12-1925, 01-05-1927; El Pueblo-Valencia 13-01-1926; Nueva Humanidad 30-06-1933.
  • 17 El PUEBLO- Valencia 13-01-1926. Joan Miquel Almela, co-autor de un reciente libro sobre Maria Cambrils, descarta que el seudónimo Sensitiva corresponda a ésta. Al parecer, escribió en La Antorcha de 1903 con el seudónimo de Sensitiva tal, como sugiere el siguiente suelto, ..“veíanse muchísimas representaciones de distintas sociedades republicanas, librepensadoras y masónicas de Valencia y la redacción en masa de La Antorcha Valentina. La nota más simpática la dieron las mujeres, que acaudilladas por la valiente propagandista Elena Just tomaron parte honrosa de tan solemne manifestación..”, El Pueblo-Valencia 25-05-1903. Y sería en 1911 cuando utilizó el de Palmira Luz en La Antorcha, en una nueva etapa comenzada entonces. Ver, VVAA: María Cambrils: El despertar del feminismo socialista. [1877-1939]. PUV, Valencia, 2015. También, El Pueblo- Valencia 10-04, 09-07 y 06-09-1903; La Antorcha Valentina 07-01-1911.
  • 18 PALMIRA Luz: Hacia la ciudad del Sol, Helios octubre de 1926. Palmira Luz fue miembro de la Sociedad Vegetariana Naturista Valenciana, y asistió al congreso nacional de Bilbao. Al final de la dictadura de Primo de Rivera, Elena colaboró también con las colonias de la Casa de la Democracia. Ver, Helios: Seamos naturistas, octubre de 1923; Helios: Escuela de amor, abril de 1925; Helios: Remachando, octubre de 1925. También, El Pueblo-Valencia 19-07-1923, 18-07-1930.
  • 19 PALMIRA Luz: Ad Avane!, marzo 1927. El grupo esperantista de Valencia fue creado en 1903, y destacaron por su oferta de cursos gratuitos. En la imagen, instantánea del homenaje a Elena Just en la Casa de la Democracia.
  • 20 PALMIRA Luz: Tus pastores, El Porvenir del Obrero 02-01-1932. Ver, El Porvenir del Obrero 25-07, 22-08-1931, 02-01-1932; El Pueblo-Valencia 07-02-1931.
  • 21 La VOZ de Menorca 11-01-1933. Es muy probable que por entonces residiera en la casa familiar a las afueras de Alcira, donde se la situaba ya en 1930, y no sería hasta 1932 cuando aumentaría su presencia en la escena pública valenciana. También, El Pueblo-Valencia 21-02, 01-03, 17-06, 13-09 y 15-12-1932.
  • 22 SOLIDARIDAD Obrera 29-11-1933. Este suelto venía a continuación de una información sobre la editorial Faros, de la que también fue colaboradora Palmira. Ver, FARO: Ensayos racionalistas: Divulgación sociológica, científica y artística. Xátiva, Ediciones Faro, 1933.
  • 23 Destacable la labor de recopilación de datos del padrón municipal que está realizando el historiador local Esteve Deu i Baigual, profesor jubilado de la Universitat Autònoma Barcelona [UAB]. Ver, AHS: Fons Municipal. Padró de veïns, 1936. Vol. 42, fol. 1; Expedients generals de Cultura, 139/1936. También, La Vanguardia 14-10 y 03-12-1936; El Luchador 25-09-1936.
  • 24 En la imagen, en su parte superior, la madrileña Palmira Sanz Díaz, con 14 y 28 años; y en la parte inferior derecha, Elena Just en 1932, y por último imagen de una anciana presente en la Conferencia nacional de la Agrupación de Mujeres Antifascistas, celebrada en Valencia en octubre de 1937. Ver, La Época 29-06-1903, El Gráfico 03-11-1904, El País 25-09-1906, Vida Manchega 25-12-1916.
  • 25 La VANGUARDIA 18-01-1933. Las colaboraciones de Palmira Sanz inauguraron la sección -Feminal- en diciembre de 1929, reclamando el apoyo de la Guardería infantil instalada en las escuelas Graduadas de Molins de Rei. Ver, PALMIRA Sanz: Cuidem-nos dels infants, Germanor 15-12-1929.
  • 26 PALMIRA Sanz: Mare, Germanor 15-08-1930. Este mismo artículo lo firmó Palmira Luz en Superación de Sabadell en septiembre de 1937. Ver, Germanor 30-01, 28-02-1930; Superación 02-09-1937.
  • 27 KYRALINA: Tierra y Libertad 15-10-1935. Están por comprobar la correspondencia de nuestro personaje con Luz, que escribe en Tierra Libre, órgano de la Casa del Pueblo de Oliva en 1931. Durante la guerra Luz también firmaría en Vida, portavoz de la F.R. de Campesinos de Levante en 1938, y en Ruta, órgano de las Juventudes Libertarias de Cataluña, 1937-38. Tambien, LUX: Reflexiones sobre la guerra. La locura belicosa. Estudios, Valencia, Septiembre 1930.
  • 28 PALMIRA Luz: Maternidad consciente, Superación 02-09-1937. En Sabadell se creó un consultorio de puericultura y maternología durante la guerra. Ver, MASJUAN: Medis obrers i innovació cultural a Sabadell [1900-1939]. L’altra aventura de la ciutat industrial. UAB, 2006, pp. 131 y 179. También, enlace.
  • 29 REPÓRTER: Sindicato de Profesiones liberales y la Escuela de la Salud, Superación 20-08-1937. Parece que hubo retrasos en la incorporación de los maestros del Consejo de la Escuela Nueva Unificada para Sabadell, que tampoco respaldaba la iniciativa. Ver, La Vanguardia 03-01, 14-02-1937.
  • 30 REPÓRTER: Sindicato de Profesiones liberales y la Escuela de la Salud, Superación 20-08-1937. La font de la Salut fue reformada en los años 50, y esta cercana al santuario, reconstruido y ampliado al acabar la guerra. Allá por 1921, por iniciativa de Albano Rosell, Novergès y otros venidos de Valencia, se había puesto en marcha una colonia anarco-naturista en Sabadell, en unos terrenos cedidos por un compañero de la zona en la ribera del río Ripol, cerca de Villa Romeu.
  • 31 GRANJA Escolar Campesina: Escuela de trabajo y de la vida, Solidaridad Obrera 31-05-1938. Para más información sobre las iniciativas del Sindicato de Profesiones Liberales de Sabadell, ver, Solidaridad Obrera 26-08, 24-09-1936; Vida Nueva Terrassa 24-09-1937; La Vanguardia 16-07-1938.
  • 32 PALMIRA Luz: El Ido, Solidaridad Obrera 13-11-1931. Josefina Martínez fue miembro del grupo teatral Nueva Vida, que colaboró con el comité regional de la Liga de Mutilados, en algún acto organizado en Venissieux en el verano de 1951, ..“Para las mujeres, jóvenes o viejas, cuyo sentimiento maternal solo necesita el espectáculo del sufrimiento y la miseria para manifestarse, ningún lugar más adecuado que las agrupaciones de SIA”, España Libre 04-12-1960. También, Solidaridad Obrera 25-08-1951.
  • 33 ESTEBANILLO: Estampa que no es bonita, Solidaridad Obrera 22-03-1947. En la imagen, sello de delagación española del sociedad internacional del Ido, extraido de la revista Ad Avane!. Ver, CDMH: Ficha de encausado de Elena Just Castillo: TERMC, FICHERO, 77, 2714914.
  • 34 PALMIRA Luz: El Porvenir del Obrero 12-03-1932. En Francia también estuvo su hijo, Mario Just Pellicer. México y EEUU fueron el destino de uno de los hermanos de Julio, el escultor republicano Alfredo Just.
  • 35 ITURBE: La mujer en el movimiento libertario español, España Libre 30-11-1958. Por cierto, en este artículo no menciona a ninguna Palmira Sanz. Ver, RUIZ-SILES: La participación de las mujeres en los ateneos libertarios durante la II República. Temas y perspectivas sobre educación. La infancia ayer y hoy, 2009, pp. 345-358.
  • 36 ROSELL: El “res non verba” libertario, Solidaridad Obrera 26-01-1961. Si alguien coincidió con Palmira ese fueAcracio Progreso [La Primitiva, La Luz, La Antorcha, Escuela Moderna, Juventud Racionalista, Grupo Sembrando Ideas, Nueva Humanidad, Faros, etc..]; ..“El problema amoroso sexual es el problema más trascendental que se presenta hoy en día a la juventud. Hay que estudiarlo a fondo”, PALMIRA Luz: Nueva Humanidad 02-06-1933. Tan próximos fueron que debatían en Nueva Humanidad y ambos dejaron anotaciones al margen en HELIOS Fraterno: Vida y naturaleza. Introducción al estudio y divulgación de las ciencias naturales. Editorial Faro, Xátiva, Valencia, 1933.
  • 37 SORIANO: Hermoso Plaja Saló y Carmen Paredes Sans, el anarquismo silencioso, 1889-1982. Salamanca, 2002, p. 618. También, VICENTE: Introducción. Antología de Mujeres Libres. Secretaría de Comunicación CGT. 2012, p. 6.
  • 38 PALMIRA Luz: A las jovencitas, El Porvenir del Obrero 21-11-1931. Podemos acercarla a la posición de Antonia Maymon o Rosell, que tampoco veían necesidad de diferenciar por sexos la lucha por la emancipación, ..“reconociendo la función que a la mujer hecha madre, le asigna su estado como educadora y guia de la infancia, a ella nos dirigimos en primer lugar”, ROSELL: Solidaridad Obrera 14-05-1959. Ver, MAYMÓN: ¡Madre!. Biblioteca Luz y Vida, Linares, ¿1920?.
  • 39 PALMIRA Luz: Nueva Humanidad 28-04-1933. Tal sucede al principio de su trayectoria cuando reclamaba nuevos derechos en el ámbito del divorcio y la libre elección de pareja, o defendiendo luego en la prensa libertaria que la maternidad era un acto basado en la solidaridad y la igualdad, ..“Si no hay derecho a poner criaturas en el mundo, a crear seres desgraciados, si no se puede asegurar su vida y su bienestar [..] Es necesario que se multiplique la propaganda neomalthusiana, hay que propagar los medios científicos y anticoncepcionistas…”, PALMIRA Luz: Nueva Humanidad 07-04-1933.
  • 40 ITURBE: Heroínas, Tierra y Libertad 03-02-1933. En la imagen, dibujo del escultor anarquista Baltasar Lobo, titulado Maternidad, ..“La tolerancia es una virtud hecha carne en el ideario anarquista. La tolerancia y el amor. La idea madre de nuestra doctrina, es decir, la piedra angular de la asociación anarquista, es sin duda la solidaridad.”, LIARTE: La CNT y el federalismo de los pueblos de España. Producciones Editoriales, 1977, p. 116.
  • 41 CNT 15-01-1956. Muy leída en América y la península fue la poesía Madre Anarquía del argentino Alberto Ghiraldo, y otras ..“Madre Acracia, Flor de ensueño y de ventura, ¿por que posas tanto en mi cabeza que me obligas a soñar” No ves mis cadenas. Sueño y estoy preso: ¡Triste realidad!”, Fructidor 04-04-1925.
  • 42 PRUNIER: Solidaridad Obrera 01-07-1954. Esta idea inspiró diversos proyectos editoriales como el de Mother Earth [1906-1917], revista dirigida por Emma Goldman desde Nueva York, de la que existió una hermana en la misma Valencia, donde se publicó durante algunos meses del año 1922, La Madre Tierra, periódico de propaganda naturista para la regeneración humana. También, BERGSON: La Vida, Solidaridad Obrera 28-07-1951.
  • 43 REPÓRTER: Sindicato de Profesiones liberales y la Escuela de la Salud, Superación 20-08-1937. ..“A los admirables utopistas forjadores de Ideal, gloriosos alquimistas del Pensamiento humano, que en el curso de su colosal labor de elaboraciíon y selección filosófica, han hallado, al fin, en el fondo del crisol de la sabiduría eterna, la idea-Madre fecunda: ¡Anarquía! Poderosa, salvadora… idea-palanca que ha de encarrilar sobre la vía Vida..”, QUIROULE: La Ciudad anarquista americana. Ediciones La Protesta, 1914, citado en AINSA: La reconstrucción de la utopía. Ediciones del Sol, Buenos Aires, 1999, p. 188
  • 44 TRABAJO-Soria 19-04-1936. Como en la masonería y los grupos librepensadores del XIX, también las mujeres anarquistas tuvieron un papel destacado y silencioso en el apoyo a los presos y represaliados, ..“De los rigores del trabajo la mártir obrera suda, se desmaya, se revienta, echa espuma y sangre por la boca, muere tísica, histérica, neurótica… ¡Oh!, mujer obrera, mártir del trabajo, reproductora de la especie, madre de la humanidad, para ti sólo hay miseria, dolor, desesperación, muerte..”, CAPDEVILA: Vacaciones, La Revista Blanca 01-09-1930.
  • 45 ALAIZ: El Luchador 27-05-1932. El mapa de CNT se sustentaba en un andamiaje territorial en base a confederaciones locales, comarcales y regionales, que se ajustaban más a criterios naturales o sociales, que políticos; como propuso Palmira Luz en el Congreso Naturista de Bilbao, abogando por la formación de federaciones provinciales y regionales. Ver, BARTHE: Mujer y madre, La Revista Blanca 15-02-1925.
  • 47 ALAIZ: El Luchador 22-04-1932. Palmira Luz también aparece en Superación en agosto, ..“Para nosotros la revolución es santa, palpita en ella el alma humana, está ungida en el sagrado óleo del sufrimiento del hombre, es un empuje que dan las civilizaciones a la evolución, es, en fin, un camino que abre el resplandor de la Libertad y una antorcha que ha de iluminar lejanas generaciones, MARTÍ: La Libertad, Acción Social Obrera 01-02-1930.Ver, La importancia de Teresa Claramunt para el movimiento anarcofeminista.
  • 49 GUSTAVO: La Revista Blanca 14-02-1936. La Granja Escolar Campesina y el perfil de Ricetti recuerda a la experiencia pedagógica de Tolstoy a mediados del siglo XIX, ..“El sindicalismo es hijo del anarquismo y tiene una esencia que entronca con el cristianismo puro”, PESTAÑA: Interview, La Libertad 18-02-1930. Ver, REYES: Concordancia del espiritismo con el comunismo y el anarquismo. Casa Editorial Maucci, Barcelona, 1933.
  • 50 MONTSENY: Dos nobles figuras que desaparecen, La Revista Blanca 01-04-1933. Ya en los años republicanos, encontramos en Barcelona el Centro espiritista La niña Acracia, ..“diga el ciudadano Prat que el no es de los de la tea y el puñal, y le creeremos porque mamá Acracia cobija toda clase de desequilibrios.”, El Socialista 15-09-1905.Ver, ZAMBRANA: El anarquismo organizado en los orígenes de la CNT. Tierra y Libertad 1910-1919. CEDALL, Barcelona.
  • 51 VALLINA: CNT 04-08-1957. En el discurso revolucionario es fácil encontrar ejemplos de la traducción de la matrona republicana en matriarca socialista y libertaria, ..“Esta es nuestra misión: procurar que no se apoderen los malos doctores de la robusta matrona que se dispone a parir y malogren entre sus manos al nuevo ser, axfisiándole con destreza y luego, sin responsabilidad y con falso sentimiento, hacer como que se lamentan de la desgracia..”, GALLEGO CRESPO: El Luchador 04-12-1931.
  • 52 KROPOTKIN según Malatesta: CNT 10-11-1957. En la imagen sello de la Confederación Regional de Campesinos de Levante, 1936?, a modo de traslación de antiguos ritos de fertilidad, ..“La simiente anárquica esparcida por nuestra compañera ¿no germinará en esos cerebros vírgenes, dando un plantel de futuros luchadores? ¡Cuán de desear es que así sea!..”, La Revista Blanca 01-10-1932.
  • 55 El PUEBLO-Valencia 28-02-1932.
  • 56 MARTÍ: Acción Social Obrera 01-02-1930.
Anuncios